Se está investigando para conseguir un WiFi con menos latencia y más estabilidad

5 (100%) 1 vote


La tecnología WiFi es una de las tecnologías inalámbricas más usadas a nivel global. Recientemente la WiFi Alliance lanzó el nuevo estándar WiFi 6, al mismo tiempo que mejoraba la nomenclatura de los diferentes estándares. La última noticia que nos ha llegado es la creación de un grupo de investigación que centrará sus esfuerzos en conseguir una tecnología WiFi con una menor latencia y una mayor estabilidad.

Recordemos que una de las grandes debilidades del WiFi si lo comparamos con las conexiones por cable, es el aumento de la latencia. Esto ocasiona un inconveniente inmediato y es que los tiempos de respuesta se ven incrementados. De aquí que cuando necesitamos jugar a un videojuego online competitivo, se recomienda usar una conexión a internet por cable para reducir el ping.

Nuevo grupo de investigación “802.11 Extremely High Throughput Study Group” para mejorar el WiFi.

La creación de este grupo de investigación viene de la mano de la organización IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), quienes tratarán de mejorar la tecnología WiFi. El grupo se ha bautizado con el nombre de “802.11 Extremely High Throughput Study Group”. Su principal misión será tratar de encontrar nuevas opciones de funcionamiento para que el WiFi pueda operar entre las bandas que van de 1GHz a los 7,125GHz.

Al mismo tiempo habrá un segundo equipo que analizará los problemas de latencia y rendimiento al usar aplicaciones con comunicación en tiempo real. Estas aplicaciones serán por ejemplo videojuegos online, industria robótica, mecanismos remotos automatizados, etc. Todos los problemas y requisitos para que el WiFi sea usable en estos escenarios serán documentados por este segundo grupo.

Hawaii ha sido el primer lugar de reunión del grupo durante este mes de septiembre. Han estado proponiendo una serie de cambios en el estándar IEEE 802.11 para tratar de sacarle el máximo partido. Algunas de las propuestas hablan del aumento del ancho de banda, cambios de banda dinámicos o el uso simultaneo de varios puntos de acceso. Propuestas muy interesantes pero que necesitan de una investigación previa para ser desarrolladas.

Mejorar la latencia y la estabilidad del WiFi, dos tareas pendientes desde hace muchos años.

Este grupo estará liderado por Michael Montemurro y han estimado que el periodo de investigación durará entre seis y nueve meses. Durante este tiempo trabajarán para encontrar las claves que permitan mejorar el estándar WiFi en un futuro próximo.

La latencia y la estabilidad de la conexión son dos de los grandes problemas del WiFi actual, basta con alejarnos del punto de acceso unos metros para que el comportamiento de la conexión cambie por completo. Si a esto le añadimos interferencias que nos generan pérdidas de paquetes, el resultado es una conexión inestable que arruina la experiencia de usuario.

Si alguna vez habéis tratado de jugar a videojuegos en tiempo real a través de WiFi sabréis de lo que hablo. Pero estas mejoras no sólo afectarán al juego online, sino que además se beneficiarán otros campos como la robótica y el control remoto. En este caso el ancho de banda no es el gran problema, ya que emplean flujos de datos relativamente pequeños. Pero lo que sí es fundamental es un tiempo de respuesta inmediato o lo que es lo mismo, latencias muy bajas. Esto permitirá controles remotos más precisos y más fiables.

El WiFi debe evolucionar para mantenerse como tecnología mayoritaria.

Si no que remos ver en un futuro próximo una tecnología que reemplace al WiFi, no le quedas más remedio a este que evolucionar. De aquí que tenga todo el sentido que se invierta en investigación. En la actualidad la tecnología WiFi está valorada en 1,96 billones de dólares y se espera que en un periodo de cinco años este valor se duplique. De aquí los esfuerzos e importancia por mejorar el WiFi.



Te puede interesar: