Tipos de redes móviles y sus velocidades

Los usuarios demandamos cada vez más el acceso a internet móvil, hasta el punto de que muchos ya no podemos vivir “desconectados”. La cuestión es que las redes móviles son más complejas o diferentes a las redes domésticas, lo que a veces puede llevar a confusiones. En este artículo cubriremos los diferentes tipos de redes móviles y las velocidades que nos ofrece cada tecnología.

Es importante conocer los tipos de redes móviles y sus velocidades, ya que así podremos valorar correctamente el ancho de banda que nos está ofreciendo nuestro operador en un momento determinado. Nosotros podemos tener una tarifa de datos 4G, pero en situaciones de poca cobertura puede que la tecnología empleada sea otra con unas prestaciones inferiores al 4G.

Aunque parezca mentira, la tecnología empleada también supone diferencias en el consumo de batería del móvil. Las tecnologías que funcionan con frecuencias más altas consumen más batería que las que operan en frecuencias más bajas.

Conoce los diferentes tipos de redes móviles y sus velocidades.

Muchas veces optamos por realizar una prueba de velocidad en el móvil, pero antes tendremos que prestar atención a la tecnología que está empleando. La tecnología se puede identificar por unas letras que suelen estar cerca de la gráfica de cobertura (puede ser una G, E, 3G, 3G+, H, H+ o 4G).

tipos de redes móviles y sus velocidades

2G o GPRS.

Es la tecnología más lenta que podemos encontrar en redes móviles. Se la conoce como una red de segunda generación, de ahí que se le llame 2G. Cuando estamos conectados a a este tipo de red, en nuestro móvil suele aparecer la letra G.

El 2G sufrió mejoras y apareció la tecnología 2.5G, que a pesar de ofrecer mejoras sobre su predecesor, sería totalmente reemplazada en el futuro. Las tasas de transferencia de datos que podemos obtener bajo esta tecnología varían desde los 56kbps hasta un máximo de 114kbps. Vemos que son velocidades muy bajas, pero suficientes para el uso de aplicaciones de mensajería instantánea (siempre que usemos únicamente texto).

Edge o EGRPS.

Esta tecnología la solemos identificar con la letra E en nuestros dispositivos y es una evolución de la tecnología GPRS.

La velocidad máxima que pueden alcanzar las transferencias de datos mediante esta tecnología es de 384Kbps. Hay muchos smartphones que fuerzan este tipo de red mientras están bloqueados, ya que consume poca batería y aun así se reciben notificaciones.

3G o UMTS.

La siguiente tecnología en aparecer fue el 3G (tercera generación) que también se conoce como tecnología UMTS. Las conexiones que funcionan bajo este tipo de tecnología son capaces de alcanzar velocidades de hasta 2Mbps.

Se diseñó con la intención de añadir altas velocidades a las transferencias de datos móviles, permitiendo así el envío de fotos, videos y audio desde nuestros smartphones.

3G+ o HSPA.

Esta tecnología supone una evolución del 3G que permite transferencias de descarga de datos de hasta 14.4Mbps. La velocidad de subida también se ve mejorada y puede llegar a alcanzar los 5.76Mbps.

HSPA+.

La tecnología basada en el 3G siguió evolucionando y una de las más usadas en la actualidad es el HSPA+, también denominado 3G++. En este caso, la velocidad máxima de descarga de datos es de 84Mbps y de 22Mbps para la subida.

4G.

Es la tecnología funcional en la actualidad y la que mejores tasas de transferencia proporciona. Emplea la tecnología LTE que puede alcanzar los 100Mbps de descarga y los 50Mbps de subida.
Aunque no debemos despistarnos, ya que el 5G está actualmente en fase de implantación y se prevé que pronto lo tendremos entre nosotros.