Consejos para ahorrar batería cuando usemos redes WiFi



Las redes inalámbricas están en auge y cada vez se destinan más recursos a estudios para mejorarlas. Dentro de estas redes inalámbricas destaca el WiFi, que nos sólo permite el acceso a internet sin cables, sino que incluso permite el control de dispositivos de forma remota. Es una realidad que los dispositivos móviles que equipan la tecnología WiFi pueden ver acortada su batería, por ello vamos a dar una serie de consejos para ahorrar batería cuando usemos redes WiFi.

Para muchos dispositivos el usar un cable no es una opción, ya sea para disponer de conexión a internet por cable o alimentación por cable. Este es el caso de los smartphones y dispositivos similares, por ello debemos disponer de conexiones WiFi rápidas. El problema es que si la batería tiene una autonomía reducida, el uso de la WiFi puede suponer un problema y agotarla en pocas horas.

¿Cómo ahorrar batería al utilizar redes inalámbricas como el WiFi?

Las baterías equipadas en los dispositivos móviles actuales ofrecen muy buenas autonomías, pero son todavía insuficientes como para no cuidar su consumo. Si no queremos que el móvil se quede sin batería mientras usamos la WiFi, presta a tención a esta serie de consejos.

Desactiva los datos móviles cuando tengas una conexión WiFi disponible.

Comenzamos por el truco más efectivo y al mismo tiempo el más sencillo. Se trata de desactivar los datos móviles cuando tenemos una conexión WiFi estable, por ejemplo la que solemos tener en nuestra casa. También es aplicable al revés, cuando no tengamos una red WiFi disponible, desactivar el WiFi.

router icono

Es cierto que tener ambos sistemas de datos nos ayuda a mantener una conexión más estable, ya que en caso de que caiga la red WiFi quedarían los datos móviles funcionando. En cambio, tener ambos sistemas funcionando de forma simultánea supone un gasto de batería innecesario.

Este mecanismo puede parecer tedioso al principio pero una vez te habitúas a activar y desactivar el WiFi o datos móviles, no supone un problema. Esto es algo que cobra especial importancia cuando tenemos que prolongar la duración de la batería porque estamos de viaje o porque no tenemos donde cargar el dispositivo.

Conéctate al WiFi de la banda 2.4GHz si es posible.

Hace un tiempo dedicamos un artículo a exponer que era mejor, el WiFi 2.4GHz o WiFi 5GHz. La mayoría de los routers actuales ofrecen ambas posibilidades y aunque la banda de 5GHz en general ofrece mejores velocidades de conexión, consume más energía que la banda de 2.4GHz.

De lo anterior deducimos que si vamos a dejar el móvil en reposo, sin realizar tareas que consuman un gran ancho de banda, podemos optar por dejarlo conectado al WiFi 2.4GHz y ahorrar algo de batería.

Desactivar el WiFi cuando la pantalla esté apagada.

Entramos ya en las medidas duras para conseguir ahorrar batería. Se trata de desactivar el WiFi mientras la pantalla del dispositivo permanece apagado. Esto obviamente impedirá que nos lleguen notificaciones de apps de mensajería como WhatsApp o Telegram. En cambio, conseguiremos aumentar la vida de nuestra batería de forma considerable.

Para configurar esta opción de desactivar el WiFi al apagar la pantalla, todos los dispositivos Android suelen traer una opción para ello. Suele localizarse en los ajustes de la conexión WiFi, concretamente en el apartado de opciones avanzadas.

Auditar aplicaciones y el uso de internet.

Algo aplicable incluso en ordenadores portátiles, es ver que apps hacen un uso más intensivo de internet y si podemos prescindir de ellas mientras está el móvil apagado podríamos ahorrar algo de batería.

Si tenemos actualizaciones automáticas activadas, podemos desactivarlas. Si nos pilla fuera de casa y con poca batería, una actualización puede suponer el agotamiento total de la batería.



5 (100%) 1 vote

Te puede interesar: