Dos trucos para mejorar el rendimiento de la conexión WiFi de casa

Siempre estamos hablando de la velocidad de internet como el factor determinante a la hora de elegir nuestra conexión doméstica. Lo curioso es que llegada la hora de configurar la red que nos dará servicio y podemos pasar por alto algunos aspectos fundamentales. En este artículo daremos algunos trucos para mejorar el rendimiento de la conexión WiFi de casa y así sacar el máximo provecho al ancho de banda disponible.

A veces el WiFi va lento y no es cosa de maldiciones, siempre suele tener una explicación lógica, pero a veces es difícil dar con ella. En caso de que el WiFi vaya lento, lo primero será determinar que velocidades nos está dando con un test de velocidad.

Sé que para muchos el acto reflejo cuando el WiFi va mal es reiniciar el router sin compasión, pero… ¿qué pasa si esto no nos soluciona el problema? Te aconsejo que pruebes algunos de los siguientes trucos para mejorar la velocidad del WiFi.

Explicación básica de qué es una red WiFi.

El WiFi es una tecnología inalámbrica que permite la comunicación entre dispositivos. Su uso más extendido es facilitar la conexión a internet de ordenadores personales, smartphones, tabletas, etc.

La tecnología WiFi permite implementar redes a través de un dispositivo llamado router. Este hardware tiene un radio de acción limitado, en el que la señal WiFi es lo suficientemente intensa para que los dispositivos puedan hacer uso de ella.

Cómo mejorar el rendimiento de la conexión WiFi de casa en dos pasos.

Existen muchas posibilidades y trucos para mejorar una conexión WiFi, pero nos vamos a centrar dos muy sencillos de ejecutar.

Colocación adecuada del router: ubicación y orientación de las antenas.

Una de las primeras decisiones que tenemos que tomar es donde ubicar el router dentro de nuestra casa. Lo ideal es conseguir que el router esté lo más cerca posible de los equipos que queremos conectar por WiFi. Debemos evitar las largas distancias y que haya muchas paredes y mobiliario de por medio.

Algunas consideraciones a la hora de elegir la ubicación del router son:

  • Evitar su colocación en zonas próximas a teléfonos inalámbricos microondas, superficies metálicas.
  • No meterlo dentro de un cajón o armario. El router debe estar a la vista y mejor si su entorno está despejado.
  • Alejarlo del router de los vecinos, ya que podrían causarse interferencias.
  • Si tenemos que elegir entre colocarlo en la planta alta o la planta baja, es muy habitual que colocándolo en la planta alta se consiga una mejor señal.

El router dispone de unas antenas encargadas de recibir y transmitir la señal. Es muy importante que tengan una orientación correcta. En routers con dos antenas o más, es recomendable que al menos una antena esté situada en vertical y otra en horizontal.

Selecciona el mejor canal WiFi.

Cuando vivimos en un edificio o zonas en las que tenemos vecinos muy próximos, las diferentes señales WiFi pueden crear interferencias. Por ello es altamente recomendable elegir el mejor canal WiFi para nuestra ubicación.

Podemos emplear aplicaciones como Wifi Analyzer para escanear las señales que llegan a nuestra vivienda y ver que canales están usando. Esta aplicación la podemos instalar en nuestro smartphone y darnos un paseo por casa con ella activada.

Wi-Fi Analyzer canales

Como resultado, veremos los canales menos congestionados y tendremos que configurar nuestra WiFi para que use un canal de estos.