Conseguir un servicio de internet más barato

4 (80%) 1 vote


Recuero cuando contraté mi primera conexión a internet, esta aun funcionaba con un modem de 56 K. Por aquel entonces no había mucho donde elegir y echabas mano de alguna tarifa plana. En la actualidad el número de operados se ha multiplicado por diez respecto a aquellos días. Esto ha derivado en una mayor cantidad de ofertas, lo que nos puede plantear dudas a la hora de decidirnos por un operador. Por ello vamos a dar una serie de consejos para conseguir un servicio de internet más barato.

El acceso a internet es algo común en todos los hogares de países avanzados. Este hecho se ha conseguido gracias a un mercado muy competitivo en el que los precios son asequibles para la población. También ha influido el hecho de que las nuevas tecnologías facilitan y abaratan las infraestructuras necesarias para su expansión. La ONU incluso ha reconocido que el acceso a internet es un derecho humano. Por desgracia, no todos las personas tienen acceso a una conexión gratuita. Aun así, si lo planeamos bien, podemos conseguir una conexión a internet más barata.

Trucos para conseguir un servicio de internet más barato.

Pensar detenidamente que tipo conexión necesitamos para el uso que le vamos a dar.

Las operadoras ofrecen varias tecnologías para el acceso a internet, cada una con sus ventajas e inconvenientes. En la actualidad el ADSL o la fibra son las más usadas a nivel doméstico. Ya le dedicamos un artículo a revisar las diferencias entre ADSL y fibra.

fibra o adsl

Llegados a este punto, debemos pensar concienzudamente en que uso le vamos a dar internet. Podemos hacernos algunas preguntas como las siguientes:

  • ¿Vamos a descargar archivos grandes de forma habitual? Ya sea a través de programas P2P o descargas directas.
  • ¿Usaremos servicios de streaming para ver series o películas?
  • ¿Vamos a jugar online y necesitamos una latencia baja?
  • ¿Le voy a dar un uso básico para navegar, ver el correo, escuchar música en Spotify y ver videos de Youtube?

En las cuatro preguntas anteriores si ha respondido con un “Si” a alguna de las tres primeras, lo más recomendable será contratar fibra, aunque el ADSL también puede server según qué situaciones. En cambio, si has respondido con un “Si” a la última pregunta, puedes optar por ADSL directamente y te ahorras un dinero.

Esperar a ofertas destacadas.

Si sabemos que una compañía ha rebajado el precio de sus servicios, no debemos lanzarnos inmediatamente a contratar el servicio. Es recomendable tener un poco de paciencia y esperar a que la competencia haga un reajuste en sus ofertas.

En ocasiones hay ofertas puntuales que nos ayudarán a ahorra un buen dinero. Tampoco debemos dejarnos llevar y contratar lo más barato sin antes buscar opiniones de usuarios. Una buena opción es echar mano de las “ofertas convergentes” que tratan de aunar los servicios de internet, teléfono fijo y móvil en una sola factura. En estas ofertas quizás no ahorremos en la contratación de internet, pero sí que conseguiremos descuentos en la factura del móvil, el teléfono fijo gratis, etc.

Comparar y revisar a fondo los contratos de permanencia antes de contratar.

Hay que comparar precios y compañías, debemos tener paciencia. Echar mano de comparadores online es una buena idea, pero mucho cuidado. Hay que leer minuciosamente la letra pequeña de las ofertas y los contratos, sobre todo cuando existe permanencia.

Últimamente está dando mucho de qué hablar la tecnología CG-NAT, por lo que es algo que tendrás que ver si te afecta. Revisa las opiniones que hay por la red sobre la compañía con la quieres contratar el servicio, a veces descubre cosas y no precisamente buenas.



Te puede interesar: